T llamo después.Toy manejando.

En esos segundos en que suena el ringtone del celular,en que el conductor lo toma, lee el sms que recibió, piensa, responde y lo vuelve a guardar su capacidad de reacción al volante disminuye en un 34,7%. (RAC FOundation for Motoring).

Los efectos de la marihuna reducen los reflejos en un 21% y el tener más nivel de alcohol en sangre de lo permitido lo hace en un  12,4 %.

En Uruguay, la multa por manejar borracho o drogado es de $5.500 (unos 174 euros) mientras que la multa por manejar mandando un mensaje de texto es de $550 (unos 17 euros). Parece ser que quienes reglamentan estas cuestiones del tránsito no están muy informados.Bueno, hasta ahora. Porque el Diario El Pais acaba de sacar un artículo con toda la info del estudio realizado por la institución británica antes citada.

Hace una semana me encontraba esperando un ómnibus cómodamente sentada en la parada cuando una Señora desciende de otro gritándole al chofer.

-“Sos un irresponsable. Tenés a tu cargo a todas las personas que van en tu ómnibus y vas con el celular mandando mensajes!!!”.

-“A mi no me grite!! Ud. Está equivocada”. Y el ómnibus se fue.

La Sra. se sentó a mi lado  y me comentó que su viaje había durado 5 cuadras solamente porque apenas vió que el chofer estaba con el celular en la mano mientras conducía, le pidió que lo dejara…y no lo hizo.

Yo crecí en la época de los teléfonos fijos…en donde los encuentros a veces se posponían sin previo aviso, en donde los retrasos no tenían una justificación inmediata..en donde las comunicaciones no eran como ahora.

Que haya crecido en esa otra época no signifique que sea una anti-móvil…todo lo contrario…he gastado no se cuanta plata cambiando un celular por otro celular y otro celular y luego otro 😀  Es algo muy práctico!.Pero esa es la función que cumple para mi: me permite comunicarme de manera sencilla, rápida y barata.

Entiendo que para otras personas, por las actividades que realizan, tenga más importancia pero.. ¿Qué se convierta en una extensión de tu brazo? ¿Qué haya personas que estén comiendo juntas y estén cada una con su celular en mano enviando mensajes de texto sin siquiera hablarse? ¿Qué se vaya por la vereda e incluso se crucen las calles mandando un sms? ¿Qué una conversación se corte cada 1 minuto porque suena el ringtone y hay que ver quién escribió y que quiere?

Ese tipo de comunicación che…a mi no me gusta. Y tampoco me gusta que se ponga en peligro mi vida o la de un ser querido… o la de un niño que va cruzando la calle para ir a la escuela… o la de mi vecina mientras va al almacén…o la tuya.

 

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo historias de gente común, mix, noticias

3 Respuestas a “T llamo después.Toy manejando.

  1. Muy acertada reflexión, Mara. Galeano ha hablado y escrito algo sobre esto de generar una necesidad de mercado hasta hacer que algo sea imprescindible en nuestras vidas. Y el móvil parece un caso paradigmático. Ahora mismo, yo no lo cojo, estoy escribiendo a Mara (que llamen más tarde). Besos. 😉

  2. siempredudando

    Pues tienes TODA la razón! Nos creamos necesidades y dependecias que son totalmente absurdas cuando te paras a analizarlas…
    En los 80 y 90 todos ibamos por el mundo sin telefono movil, y no pasaba nada! Y posiblemente todos eramos un pelín más libres… 😉
    Besines

  3. Así como aprendimos a usar estas nuevas tecnologías, habrá que aprender a hacerlo de una manera más coherente…supongo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s