Rendida.

Estoy a punto de rendirme. Si, carajo. Tengo que empezar a admitirlo.
Me he dicho y me he repetido mil y una veces que te detesto, que no sos para mi, que pierdo el tiempo, que no es posible.
No se cómo empezó esto ni por qué. ¿Qué te vi?. Y aunque me he inventado las más tontas respuestas, nada, no pasa nada. O peor, si pasa. No te puedo sacar de mi.
Y me revienta…porque antes siempre tuve el control. Y ahora parece que vos lo tenés. Gracioso, tenés el control y no lo sabés. Me hacés llorar y no lo sabés, me hacés temblar y no lo sabés, me haces dudar de todo y no lo sabés…Me hacés feliz y no lo sabés.
Parece que no hay remedio para esto…quizás algún día tome coraje y te lo cuente.
Mientras, me conformo con ser tu amiga.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo private

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s